http://almacendederecho.org/wp-content/uploads/2015/06/Logo-Almacen-de-Derecho-300x871.png

sábado, 1 de mayo de 2010

Clan y ciudad: Europa y China




foto: río Duraton @thefromthetree
"En términos de eficiencia económica, estas dos formas de organización social (el clan en comparación con la ciudad) tienen ventajas e inconvenientes. El clan economiza en términos de costes de garantizar el cumplimiento de los contratos, mientras que la ciudad explota las economías de escala porque puede sostener la cooperación en un grupo de personas mayor y más heterogéneo…
Una organización más pequeña es menos atractiva porque las economías de escala no se explotan completamente. Pero una organización excesivamente grande sufre de externalidades de congestión o diseconomías de escala en garantizar el cumplimiento de las transacciones cooperativas…. Aunque son posibles muchos equilibrios… la ciudad puede triunfar como organización social más importante en una sociedda donde las obligaciones morales tienen un ámbito de aplicación mayor que el de la afiliación al clan (frente a los miembros del clan). En otras palabras, la difusión de valores específcios en la Sociedad explica la emergencia de una organización o de otra.

… en China… la lealtad hacia los otros miembros del clan y las interacciones limitaron la urbanización, el tamaño de las ciudades y el autogobierno. La tasa de urbanización de China permaneció en el entorno del 3-4 % desde el siglo XI hasta el XIX, mientras que en Europa, la tasa era inferior inicialmente pero luego creció hasta el 10 %…. Mientras que las ciudades europeas ganaron el autogobierno, tal cosa no ocurrió en China hasta la edad contemporánea. En Europa, la cooperación dentro de las ciudades permitió a éstas proporcionar bienes públicos a sus habitantes… el sistema de responsabilidad comunitaria, según el cual todos los vecinos de una ciudad eran responsables del incumplimiento de una obligación por uno de ellos frente a alguien de otra ciudad (Greif 2006)… El intercambio impersonal, por su parte, reforzó la moralidad generalizada.
Hoy, por ejemplo, en una encuesta de 1994-95 a comerciantes chinos en Tailandia y Hong-Kong, resulta que los occidentales son considerados por los chinos como contrapartes atractivas… porque respetan las normas y cumplen sus promesas. La fiabilidad es mencionada frecuentemente como una cualidad atractiva de los no-asiáticos en el comercio… De hecho, los comerciantes chinos de Hong-Kong consideran que los chinos-tailandeses no son más dignos d confianza y que son más oportunistas que los occidentales
Greif, Avner and Tabellini, Guido, Cultural and Institutional Bifurcation: China and Europe Compared American Economic Review, May 2010

No hay comentarios:

Archivo del blog