http://almacendederecho.org/wp-content/uploads/2015/06/Logo-Almacen-de-Derecho-300x871.png

jueves, 17 de marzo de 2011

Un amigo sobre el acceso a la abogacía

Por correo electrónico, sobre la entrada correspondiente, un amigo me escribe (no he corregido las mayúsculas)
“discrepo de tu análisis.  no es lo mismo los u.s. donde el derecho, en efecto, es un posgrado, pero al menos se meten 3 años de law school y un bar exam, que inglaterra, donde tienes socios (y socios muy bien situados en los directorios) que estudian francés 3 años, y luego hacen un año de derecho y otro de prácticas o algo así… lo que lo que teníamos es que pasar todos (incluyendo los ya colegiados) un bar exam, que deberían corregir examinadores de california (y aún así habría quien encontraría un enchufe).  puestos a no cerrar la entrada innecesariamente, yo dejaría presentarse a ese examen a todo el mundo, también a los licenciados en medicina.  pero lo que no puede ser (creo yo, vamos) es que haya por ahí circulando abogados que no tengan ni idea de derecho. dicho lo cual, estoy contigo de que lo que se baraja en españa es distinto y no va a ningún sitio. 
Mi propuesta es un MIR jurídico, o sea que no estamos tan en desacuerdo.

5 comentarios:

Gabriel Doménech Pascual dijo...

El "MIR jurídico" o "JIR" tendría probablemente importantes ventajas sobre el sistema actual, principalmente:

1. Generaría competencia entre las Facultades de Derecho españolas, totalmente inexistente en la actualidad (al menos, entre las públicas). Todos tendríamos que ponernos las pilas: alumnos, profesores, gestores universitarios, etc. Quizás esta sea la principal ventaja.

2. Permitiría prescindir de las infumables oposiciones a los grandes cuerpos jurídicos del sector públicoo (jueces, fiscales, notarios, registradores, abogados del Estado, secretarios de Ayuntamiento, etc.), que entre otras cosas generan un tremendo despilfarro de capital social, pues hay un montón de gente muy capaz que se pasa un montón de años opositanto para nada (o para casi nada, en la medida en que los conocimientos adquiridos opositando puedan tener alguna utilidad posterior).

El JIR permitiría a quienes aprobaran un examen de Estado elegir profesión jurídica en función de la nota que hubieran obtenido en el mismo. Posteriormente, deberían superar un periodo de formación específica encaminada al ejercicio de la correspondiente profesión. Vamos, más o menos lo mismo que ocurre con el MIR.

Quizás convendría limitar el número de veces que uno puede presentarse al JIR, al menos a los efectos de escoger las profesiones que se ejercen en el sector público(jueces, fiscales, notarios, registradores, etc.), que probablemente serán las más demandadas. Así se reduce el riesgo de que la gente se eternice preparandose el examen estatal y, sobre todo, el riesgo de que individuos de acreditada incapacidad accedan de carambola al ejercicio de profesiones jurídicas de especial responsabilidad.


El JIR evitaría también otro efecto perverso del sistema actual, cual es el de dificultar enormemente que los estudiantes brillantes pero con escasos recursos económicos puedan permitirse ser opositores.

3. El examen de Estado sería mucho menos peligroso para quienes quisieran ser abogados que un examen dejado en manos de quienes actualmente están ejerciendo la abogacía.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Amén! y Gracias Gabriel por el comentario.

Reclamación ADSL dijo...

Esto le va a encantar:

La disposición final 8ª de la Ley 2/2011 de Economía Sostenible introduce una "nueva" redacción en el artículo 49.2, párrafo segundo, de la Ley 25/2005 de Entidades de Capital Riesgo.

La nueva redacción es EXACTAMENTE IGUAL que la redacción que estaba en vigor.

Es bueno, eh? Si todas las medidas introducidas por la LES son en ese plan, ¡casi mejor!

JUAN BAUTISTA FAYOS FEBRER dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que plantean del "JIR", que demás contribuiría, sin duda, a dar más prestigio a la profesión de abogado. El argumento que más me ha gustado de los expuestos por Gabriel, es el hecho de que se generaría "más competencia" entre las facultades de derecho; y añado yo, "también entre los propios estudiantes", quienes, conscientes de esta exigencia, irían preparándose ya meintras cursaran la licenciatura (no preocupándose estrictamente por aprobar, sino por formarse para el futuro examen).
Un saludo a los dos, y una vez más, enhorabuena por el blog.

JESÚS ALFARO AGUILA-REAL dijo...

Gracias a los dos, "ReclamaciónADSL" y a Juan Bautista por vuestros comentarios. Es genial que vuelvan a promulgar una norma. Es lo que pasa cuando se hacen "leyes batiburrillo" como la LES. Estoy por ponerlo en una entrada.

Archivo del blog