http://almacendederecho.org/wp-content/uploads/2015/06/Logo-Almacen-de-Derecho-300x871.png

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cuando el fabricante es socio minoritario del distribuidor y nombra consejeros de éste… y,luego, termina el contrato de distribución

La Sentencia del Tribunal Supremo de 17 de noviembre de 2011 se ocupa de examinar si los consejeros de una SA infringieron su deber de lealtad al votar a favor de la terminación del contrato de distribución que unía a la SA – distribuidora - con la compañía – fabricante – que les había designado y que había procedido a terminar el contrato de distribución. El Supremo resuelve la cuestión – se trataba de una acción social de responsabilidad – diciendo que no existía relación de causalidad entre la conducta de los administradores demandados y el daño sufrido por la SA ya que la terminación del contrato de concesión se había producido, según lo previsto en el mismo, por voluntad unilateral del fabricante.
No es frecuente que el fabricante de un producto ostente una participación minoritaria en la sociedad a la que ha encargado la distribución de sus productos (en el caso, el fabricante de automóviles Mazda y su distribuidora para España, a la que llamaremos Mazda Distribuidora). En virtud de esa participación y de un pacto parasocial con el socio mayoritario de Mazda Distribuidora, el fabricante tenía derecho a designar varios consejeros. Si la participación del fabricante es mayoritaria, se plantea un típico problema de grupos: protección de los accionistas minoritarios frente a la gestión de la sociedad en interés del grupo en lugar de hacer prevalecer los intereses de la sociedad. Pero cuando la participación del fabricante en la distribuidora es minoritaria, el problema se plantea en términos de conflictos de intereses: los administradores designados por el fabricante para servir en el consejo de la participada (de la distribuidora) tienen sus lealtades divididas. Han de servir al interés social de la participada y hacer prevalecer éste sobre cualquier otro – eso es lo que significa que pesa sobre ellos un deber de lealtad – pero han sido designados y, a menudo, son administradores del fabricante por lo que tendrán incentivos para hacer prevalecer los intereses de éste en su actuación en el seno del consejo de administración de la distribuidora.
Este conflicto no es “estructural”. Pero afecta a una parte importante de los asuntos de los que se ocupa el consejo de administración de la distribuidora. Dado que el negocio de la distribuidora es, precisamente, promover la venta de los productos del fabricante, sus intereses estarán contrapuestos en todo lo que se refiera a la negociación de los precios de los productos, condiciones de pago y comerciales, realización de campañas de marketing etc. El fabricante, además, puede acceder a información sobre la distribuidora que mejore su posición negociadora cuando se trate de renovar el contrato de distribución o fijar las condiciones contractuales. De ahí que, como hemos dicho, sea infrecuente la participación minoritaria del fabricante en el distribuidor. Lo sensato sería no permitir el acceso del fabricante al Consejo de Administración. Pero el pacto parasocial atribuía, precisamente, al fabricante el derecho a designar varios consejeros de la distribuidora (para eso metió 300 millones de pesetas en el capital de la distribuidora).
Las consecuencias están previstas en la Ley de Sociedades de Capital: el administrador que se encuentra en conflicto de interés ha de comunicar el conflicto (lo que no tiene sentido en el caso de la sentencia); ha de abstenerse de participar en las decisiones a las que nos hemos referido y, si vota, ha de anteponer el interés de la distribuidora sobre el del fabricante.
Pero, en el caso, y como se ha adelantado, el daño – desaparición de la distribuidora – se debió a una conducta del fabricante – terminación unilateral del contrato de distribución – no a una conducta de los administradores designados por el fabricante en el seno de la distribuidora. Parece que la distribuidora trató de confundir a los administradores con el fabricante (o sea, diríamos que considerando al fabricante como un administrador de hecho de la distribuidora).

No hay comentarios:

Archivo del blog